Descubrir la Liberación Acuática Corporal.

Al activarse en el agua los mecanismos de liberación de la tensión, el cuerpo se mueve con libertad en cualquier dirección y profundidad. Son el propio agua y el cuerpo de la persona que se entrega a la autoexploración, con el atento acompañamiento y apoyo grupal, quienes inician los sutiles o intensos movimientos que permiten soltar, sin esfuerzo, la tensión, el estrés o cualquier forma de incomodidad física, emocional o mental.

Existe un gran auge de las actividades orientadas al despertar de la conciencia, a la búsqueda del bienestar, volviendo la mirada al interior; enseñanzas como el yoga, la biodanza, el tantra o la meditación, y también terapias naturales y energéticas, centradas en la integración cuerpo-mente-espíritu a través de la actitud hacia lo corporal.

En este ámbito hemos desarrollado, a partir de la Terapia Craneosacral y a lo largo de varios años, una propuesta innovadora, profunda y respetuosa, que contiene todo lo anterior pero que va más allá, por el poder de adaptación y transformación del agua -origen y sostén de la vida- y la fuerza del acompañamiento grupal: la Liberación Acuática Corporal (LAC).

El Dr. John E. Upledger, Médico y Osteópata norteamericano, creador de la Terapia Craneosacral, descubrió y demostró cómo presiones sutiles, sostenidas con precisión y suavidad -de no más de cinco gramos-, en aquellos lugares del cuerpo donde se detectaba falta de movilidad fascial o articular, activaban las respuestas autocorrectoras, de homeostasis corporal, que ayudan a recuperar la salud. Pues bien, la presión hidrostática ejerce este mismo efecto, por el mero hecho de la inmersión. Al activarse en el agua los mecanismos de liberación de la tensión, el cuerpo se mueve con libertad en cualquier dirección y profundidad. Son el propio agua y el cuerpo de la persona que se entrega a la autoexploración, con el atento acompañamiento y apoyo grupal, quienes inician los sutiles o intensos movimientos que permiten soltar, sin esfuerzo, la tensión, el estrés o cualquier forma de incomodidad física, emocional o mental.

A este proceso acuático de dejar ir todo aquello que limita o condiciona nuestro sentir, nuestra forma de expresión corporal, nuestra manera de vivir, decidimos denominarlo y difundirlo como Liberación Acuática Corporal. Y de ahí, nuestro lema:

¡Sumérgete¡¡Siéntete!¡Libérate!

Beatriz Gonzalo y Fermín Mallo, creadores e impulsores de la Liberación Acuática Corporal, organizamos, guiamos y facilitamos Talleres de un día, en fines de semana, en Madrid, y también Encuentros Convivencia de tres días. Una oportunidad de entregarse al propio sentir, de transformase y transformar la propia forma de entender la vida hacia la plena consciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

88 + = 92